Métodos tradicionales de enseñanza de la lectura.


 Desde la perspectiva pedagógica, el problema del aprendizaje de la lectura y escritura ha sido planteado como una cuestión de métodos. Los educadores se han orientado hacia la búsqueda del mejor método, lo que provocó un problema en torno a dos tipos fundamentales de métodos.



·      Método sintético: correspondencia entre lo oral y escrito, entre el sonido y la grafía. Otro aspecto de este método es establecer la correspondencia a partir de los elementos mínimos proceso que consiste en ir de la parte al todo. (elemento mínimo de lo escrito son las letras). Durante mucho tiempo se ha enseñado a pronunciar las letras.
·       Método fonético: la unidad mínima del sonido del habla es el fonema. El proceso consiste en comenzar por el fonema asociándolo a su representación gráfica. 


Cuando se analiza el aprendizaje de la lengua escrita se encuentran dos tipos de trabajos. El primero son los dedicados a propagandizar tal metodología como la solución a todos los problemas y el segundo dedicado a establecer la lista de las capacidades o aptitudes necesarias involucradas en este aprendizaje. Dentro del último grupo se incluye todos los trabajos que se ocupan de establecer cuales son las condiciones necesarias 
para iniciar este aprendizaje condiciones comúnmente
 denominadas “madurez para la lectoescritura”.

La lista de las aptitudes o habilidades necesarias para aprender a leer y escribir, se encuentran las mismas variables: lateralización espacial, discriminación visual, discriminación auditiva, coordinación visomotriz, buena articulación, etc. Es decir, si un niño está bien lateralizado, si su equilibrio emocional es adecuado; si tiene una buena discriminación visual y auditiva, si su cociente intelectual es normal y si su articulación es adecuada, es probable que aprenda a leer y escribir sin dificultades. Aunque es insatisfactorio.

Según el marco de referencia conductista señala que son los estímulos los estímulos los que controlan  las respuestas, y el aprendizaje mismo no es más que la sustitución de un respuesta, y el aprendizaje mismo no es más que la sustitución de una respuesta por otra.

Según el marco de referencia piagetana, por e contrario; es que los estímulos no actúan directamente, sino que son transformados por los sistemas de asimilación del sujeto (“esquemas de asimilación”). En este acto de transformación el sujeto da una interpretación al estímulo, y es solamente en virtud de esta interpretación que la conducta del sujeto se hace comprensible. 

Bibliografía: LOS SISTEMAS DE ESCRITURA EN EL DESARROLLO DEL NIÑO Autores: Emilia Ferreiro y Ana Teberosky. Siglo XXI editores.





2 comentarios:

CONSIDERA QUE EL INICIO DE LA LECTOESCRITURA DEPENDE DE: